viernes, 23 de septiembre de 2016

mario vargas llosa

Mario Vargas Llosa, escritor peruano, mediante una conferencia en Santo Domingo magistral, en la cual, con el titulo de Cinco libros, desgloso los libros que mas prestigio e influencia le han dado desde su pequeña edad hasta el día de hoy.

La presentación que ayudo como base para un conglomerado de expertos en la literatura, empezo con su hallazgo de "20 poemas de amor y una canción desesperada", de Pablo Neruda, esto tiene origen desde que Pablo tenia 5 años y vivía en Bolivia.
Recuerdo ese libro porque mi madre me había prohibido leerlo", confesó el premio nobel de literatura, que atribuyó la trascendencia que tuvieron en él esos poemas al hecho de descubrir que "la poesía suponía explorar lo prohibido, lo que no era de buen gusto comentar en público, pero que era importante en la vida del ser humano.
Vargas Llosa, aun no tenia en mente asignarse a escribir, fue entonces en Perú, un tiempo en el cual las empresas literarias del extranjero representaban muchas obras en lima, en ese entonces descubrió "Muerte de un viajante", Autor Miller, una obra que para Vargas Llosa tuvo una importancia capital.

Me mostró que el teatro, en ese espacio tan pequeñito y tan breve, podía mostrar un mundo de complejidad y profundidad semejante a una gran novela (...) una forma de literatura encarnada en seres vivos
 En la universidad de San Marlos Lima, descubrió a Jean Paul Sartre, un autor en el cual lo "ayudó a pensar que la literatura no era un lujo en un país como Perú, con enormes problemas sociales y diferencias económicas", que tenia sentido ser practico en el arte de escribir porque "el escribir es actuar" y "las palabras son actos", según el autor francés.

Otro gran autor que lo marcó fue William Faulkner. "Leyéndolo descubrí la importancia de la forma en la literatura", la importancia de la estructura del relato, porque "en la literatura no son las historias las que determinan su belleza y profundidad, sino cómo se cuentan. Descubrir el oficio que está detrás de una historia bien contada se lo debo a él",  asentó.

Por su parte busco novelas de caballería, por puro espíritu de contradicción y leyó, en valenciano, "Tirante el Blanco", una obra escrita en el sigo XV por el autor Joanot Martorell, en la que aprendió "La importancia del factor cuantitativo de una novela, un género donde la cantidad es un ingrediente de la calidad ".
"Una novela, una gran novela, es más lograda, más rica, cuanto más grande es. Las grandes catedrales del género son novelas grandes". Vargas Llosa al releer "Los Miserables", de Víctor Hugo. "Me deslumbró, y me confirmó en la idea de que el elemento cuantitativo juega un papel fundamental en la riqueza literaria de un libro".

Si a todos estos autores que he nombrado les debo, en buena parte, haber escrito las cosas que he escrito y ser el escritor que soy, ninguno me marcó tanto, ni me ayudó tanto en mi vocación como Gustave Flaubert.
Llosa afirmo también, que "el talento se puede construir si uno no ha nacido genio (...) la gran enseñanza es que la disciplina, la auto exigencia y la perseverancia pueden suplir la inspiración y la genialidad natural".

Para concluir dijo que la vocación "Es un punto de partida y las mejores enseñanzas que uno recibe, las recibe de los maestros que han sentado precedentes admirables y han construido las catedrales del género", terminó.
LANACION
Leer más...

Messi desgarrado por consecuencia de pubialgia

Fue allanada casa de Carlos Tomeo, se encontraron 4 millones de pesos