Enfermedades de la sangre: Glóbulos blancos, Plaquetas y plasma

¿Cuáles son los trastornos de células sanguíneas?

Un trastorno de las células de sangre es una condición en la que hay un problema con las células rojas de la sangre, células blancas de la sangre, o las células circulantes más pequeñas llamadas plaquetas, que son críticos para la formación del coágulo. Todos los tres tipos de células se forman en la médula ósea, que es el tejido blando dentro de los huesos. Los glóbulos rojos transportan oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo. Los leucocitos ayudan a combatir las infecciones. Las plaquetas ayudan a la coagulación de la sangre. trastornos de las células de la sangre afectan la formación y función de uno o más de estos tipos de células sanguíneas.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de los glóbulos?

Los síntomas varían dependiendo del tipo de trastorno de las células de la sangre. Los síntomas comunes de trastornos de las células rojas de la sangre son:
  • fatiga
  • dificultad para respirar
  • dificultad para concentrarse por falta de sangre oxigenada en el cerebro
  • debilidad muscular
  • un ritmo cardíaco acelerado

Los síntomas comunes de enfermedad de los glóbulos blancos son:

  • infecciones crónicas
  • fatiga
  • pérdida de peso inexplicable
  • malestar o una sensación general de malestar

Los síntomas comunes de trastornos plaquetarios son:

  • cortes o llagas que no cicatrizan o tardan en sanar
  • sangre que no coagula después de una lesión o corte
  • piel que equimosis con gran facilidad
  • hemorragias nasales inexplicables o sangrado de las encías
Hay muchos tipos de trastornos de células sanguíneas que pueden afectar en gran medida su salud en general.

Trastornos de las células rojas de la sangre

La enfermedad de los glóbulos rojos afectan a las células rojas de la sangre del cuerpo. Estas son las células en la sangre que transportan el oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. Hay una gran variedad de estos trastornos, que pueden afectar tanto a niños como adultos.

Anemia

La anemia es un tipo de trastorno de las células rojas de la sangre. La falta de hierro mineral en la sangre suele causar este trastorno. Su cuerpo necesita hierro para producir la proteína hemoglobina, que ayuda a las células rojas de la sangre (glóbulos rojos) transportan el oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. Hay muchos tipos de anemia.
  • La anemia por deficiencia de hierro: La anemia ferropénica se produce cuando el cuerpo no tiene suficiente hierro. Usted puede sentirse cansado y falta de aliento debido a que sus glóbulos rojos no llevan suficiente oxígeno a los pulmones. Los suplementos de hierro por lo general cura este tipo de anemia.
  • La anemia perniciosa: la anemia perniciosa es una enfermedad autoinmune en la que el cuerpo es incapaz de absorber cantidades suficientes de vitamina B-12. Esto se traduce en un bajo número de glóbulos rojos. Se llama “perniciosa”, es decir peligroso, ya que solía ser intratable y con frecuencia fatal. Ahora, B-12 inyecciones generalmente curan este tipo de anemia.
  • Anemia aplástica: anemia aplástica es una enfermedad rara pero grave en la cual la médula ósea deja de producir suficientes nuevas células sanguíneas. Puede ocurrir de repente o lentamente, y en cualquier edad. Se puede dejar sentir cansado y no puede combatir las infecciones o hemorragias incontroladas.
  • La anemia hemolítica autoinmune (AHA): anemia hemolítica autoinmune (AHA) hace que el sistema inmune para destruir las células rojas de la sangre más rápido que su cuerpo puede reemplazarlos. Esto se traduce en que tener muy pocos glóbulos rojos.
  • Anemia de células falciformes: anemia de células falciformes (SCA) es un tipo de anemia que debe su nombre a la forma de hoz inusual de las células rojas de la sangre afectadas. Debido a una mutación genética, las células rojas de la sangre de las personas con anemia de células falciformes contienen moléculas de hemoglobina anormales, que les dejan rígido y curvado. Los glóbulos rojos falciformes no pueden llevar el oxígeno a los tejidos como los glóbulos rojos normales puede. También pueden atascarse en los vasos sanguíneos, bloqueando el flujo de sangre a los órganos.

Talasemia

La talasemia es un grupo de trastornos sanguíneos hereditarios. Estos trastornos son causados ​​por mutaciones genéticas que impiden la producción normal de la hemoglobina. Cuando los glóbulos rojos no tienen suficiente hemoglobina, el oxígeno no llega a todas las partes del cuerpo. A continuación, los órganos no funcionan correctamente. Estos trastornos pueden dar lugar a:
  • deformidades de los huesos
  • bazo agrandado
  • problemas del corazón
  • crecimiento y retraso en el desarrollo en niños

Policitemia vera

La policitemia es un cáncer de la sangre causada por una mutación genética. Si usted tiene la policitemia, la médula ósea produce demasiados glóbulos rojos. Esto hace que la sangre se espese y fluir más lentamente, que le pone en riesgo de coágulos de sangre que pueden causar ataques al corazón o derrames cerebrales. No existe una cura conocida. El tratamiento consiste en la flebotomía o extraer sangre de sus venas, y la medicación.

Trastornos de glóbulos blancos

Los glóbulos blancos (leucocitos) ayudan a defender el cuerpo contra la infección y sustancias extrañas. enfermedad de los glóbulos blancos pueden afectar la respuesta inmune de su cuerpo y la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones. Estos trastornos pueden afectar tanto a adultos y niños.

Linfoma

El linfoma es un cáncer de la sangre que se produce en el sistema linfático del cuerpo. Sus células blancas de la sangre cambian y crecen fuera de control. Linfoma de Hodgkin y linfoma no Hodgkin son los dos principales tipos de linfoma.

Leucemia

La leucemia es un cáncer de la sangre en la que las células blancas de la sangre malignas se multiplican dentro de la médula ósea de su cuerpo. La leucemia puede ser aguda o crónica. La leucemia crónica avanza más lentamente.

El síndrome mielodisplásico (MDS)

El síndrome mielodisplásico (MDS) es una condición que afecta a las células blancas de la sangre en la médula ósea. El cuerpo produce demasiadas células inmaduras, denominadas blastos. Las explosiones se multiplican y desplazan a las células maduras y saludables. Síndrome mielodisplásico o bien puede progresar lentamente o muy rápido. Que a veces conduce a la leucemia.

Trastornos plaquetarios

Las plaquetas de la sangre son los primeros en responder cuando se tiene un corte u otra lesión. Se reúnen en el sitio de la lesión, la creación de un tapón temporal para detener la pérdida de sangre. Si usted tiene un trastorno de las plaquetas, la sangre tiene una de las tres anomalías:

No hay suficientes plaquetas. Tener muy pocas plaquetas es muy peligroso, porque incluso una pequeña lesión puede causar la pérdida grave de la sangre.

Demasiadas plaquetas. Si tiene demasiadas plaquetas en la sangre, coágulos de sangre pueden formar y bloquear una arteria principal, causando un derrame cerebral o ataque al corazón.
Las plaquetas que no coagulan correctamente. A veces, las plaquetas deformados no pueden adherirse a otras células de la sangre o las paredes de los vasos sanguíneos, y por tanto no puede coagular correctamente. Esto también puede conducir a una peligrosa pérdida de sangre.


Los trastornos de plaquetas son principalmente genética, lo que significa que se heredan. Algunos de estos trastornos incluyen:

Enfermedad de von Willebrand


La enfermedad de Von Willebrand es la heredada más común trastorno de la coagulación. Es causada por una deficiencia de una proteína que ayuda a la coagulación de la sangre, llamada factor de von Willebrand (VWF).

Hemofilia

La hemofilia es probablemente el más conocido trastorno de coagulación de la sangre. Ocurre casi siempre en los hombres. La complicación más grave de la hemofilia es la hemorragia excesiva y prolongada. Este sangrado puede ser ya sea dentro o fuera de su cuerpo. El sangrado puede comenzar sin razón aparente. El tratamiento consiste en una hormona llamada desmopresina para el tipo A leve, que puede promover la liberación de más del factor de coagulación reducida, y las infusiones de sangre o plasma para los tipos B y C.

La trombocitemia primaria

La trombocitemia primaria es un trastorno poco común que puede conducir a aumento de la coagulación de la sangre. Esto le pone en mayor riesgo de accidente cerebrovascular o ataque al corazón. El trastorno se produce cuando la médula ósea produce demasiadas plaquetas.
trastornos de la función de plaquetas adquiridos

Ciertos medicamentos y condiciones médicas también pueden afectar el funcionamiento de las plaquetas. Asegúrese de coordinar todos sus medicamentos con su médico, incluso por encima de los de venta libre que elija usted mismo. La Asociación Canadiense de Hemofilia (CHA)advierte que los siguientes medicamentos comunes pueden afectar las plaquetas, especialmente si se toma a largo plazo.
  • aspirina
  • antiinflamatorio no esteroideo (AINE)
  • algunos antibióticos
  • medicamentos para el corazón
  • anticoagulantes
  • antidepresivos
  • anestésicos
  • antihistamínicos

Trastornos de células plasmáticas

Hay una gran variedad de trastornos que afectan a las células plasmáticas, el tipo de células blancas de la sangre en su cuerpo que producen anticuerpos. Estas células son muy importantes para la capacidad del cuerpo para protegerse de la infección y la enfermedad.
mieloma de células plasmáticas

Mieloma de células plasmáticas es un cáncer de sangre raro que se desarrolla en las células plasmáticas de la médula ósea. Células plasmáticas malignas se acumulan en los tumores de la médula ósea y forman los llamados plasmacitomas , generalmente en los huesos tales como la columna vertebral, las caderas o costillas. Las células plasmáticas anormales producen anticuerpos anormales llamadas monoclonales (M) proteínas. Estas proteínas se acumulan en la médula ósea, desplazando a las proteínas saludables. Esto puede conducir a la sangre espesada y daño renal. La causa de mieloma de células plasmáticas es desconocida.

¿Cómo se diagnostican los trastornos de células sanguíneas?

El médico puede ordenar varias pruebas, como un conteo sanguíneo completo (CBC) para ver qué cantidad de cada tipo de célula sanguínea que tiene. El médico también puede ordenar una biopsia de médula ósea para ver si hay células anormales en desarrollo en su médula ósea. Esto implicará la eliminación de una pequeña cantidad de médula ósea para la prueba.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para los trastornos de células sanguíneas?

Su plan de tratamiento depende de la causa de su enfermedad, su edad y su estado general de salud. Su médico puede usar una combinación de tratamientos para ayudar a corregir el trastorno de las células de la sangre.
Medicación

Algunas opciones de farmacoterapia incluyen medicamentos tales como Nplate (romiplostim) para estimular la médula ósea para producir más plaquetas en un trastorno de plaquetas. Para los trastornos de glóbulos blancos, los antibióticos pueden ayudar a combatir las infecciones. Los suplementos dietéticos como el hierro y la vitamina B-9 o B-12 se puede tratar la anemia debido a deficiencias. La vitamina B-9 también se llama ácido fólico y vitamina B-12 también se conoce como cobalamina.
Cirugía

Los trasplantes de médula ósea pueden reparar o reemplazar la médula dañada. Estos implican la transferencia de células madre, por lo general de un donante, a su cuerpo para ayudar a su médula ósea comenzar a producir células sanguíneas normales. Una transfusión de sangre es otra opción para ayudarle a reemplazar las células sanguíneas perdidos o dañados. Durante una transfusión de sangre, recibe una infusión de sangre de un donante sano.

Ambos procedimientos requieren criterios específicos para tener éxito. Los donantes de médula ósea deben ser igual o lo más cercano posible a su perfil genético. Las transfusiones de sangre requieren un donante con un tipo de sangre compatible.

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

La variedad de trastornos de las células de la sangre significa que su experiencia de vivir con una de estas condiciones puede variar mucho de una a otra persona. diagnóstico y tratamiento precoz son las mejores maneras de asegurar que vivir una vida sana y llena con un trastorno de células sanguíneas.

Diferentes efectos secundarios de los tratamientos varían dependiendo de la persona. Investigar sus opciones, y hablar con su médico para encontrar el tratamiento adecuado para usted.

Encontrar un grupo de apoyo o un consejero para ayudarle a lidiar con el estrés emocional de tener un trastorno de las células de la sangre también es útil.

Entradas populares